MUERTE DEL ÚLTIMO INDIO TAÍNO

Mi sangre taina vive, aun espera justicia, taino ti natio.

edwincolonpagan

Soy un nitaíno bajo el mando de Dagüao, cacique del yucayeque del río Santiago en las tierras de Naguabo en Boriquén. La piel cobriza que resplandece con el ardiente sol es mi orgullo. Estos aceites de colores brillantes se esparcen por mi cuerpo desnudo y son la envidia de los rostros pálidos que sedujeron con mentiras a mis hijos en los atardeceres.

¿Por qué pensé que eran mis amigos?  Me hicieron dudar de los espíritus de Attabeira, de Yocabú,deMaquetaurie Guayaba y Guabancex y también de los Maboyas: ánimas maléficas que acechaban en las noches por el batey.  Los semidioses blancos caídos del cielo nos castigaron por no creer en su dios. Ultrajaron a nuestras mujeres, hermanas e hijas en nombre de su Rey y religión. Nos robaron las tierras y sobre todo la dignidad. Deshonraron a mis dioses, a mis antepasados, a mis padres, incluso a todos mis…

Ver la entrada original 204 palabras más

Anuncios

2 Respuestas a “MUERTE DEL ÚLTIMO INDIO TAÍNO

  1. Isabel la muerte mientra se recuerda no esta muerto. un gran abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s