Cuento corto: EL ANTIBIÓTICO DESORIENTADO

Este blog cautivo todos mis sentidos, toda una obra de arte.

Lluvia de ricas bendiciones, feliz inicio de semana junto a los que amas.

Mil abrazos valentinos

5968-800

edwincolonpagan

pumoniaEntré a su cuerpo adolorido, con alta temperatura y con escalofríos que no dejaban que me deslizara con facilidad por la pendiente empinada del tracto respiratorio. Luego de batallar con las olas tormentosas de sangre por las venas me dirigía a los pulmones que estaban enfermos, en especial, al izquierdo que estaba a punto de colapsar. La corriente sanguínea me dio nauseas y vértigos y sin querer me extravié, yendo a parar al ventrículo derecho del corazón. Me desesperé porque Ismael tenía pulmonía doble y podía sorprenderlo una muerte inminente. Así que me detuve a pedir ayuda al corazón para que me orientara cómo llegar a los pulmones, necesitaba un atajo. Pero el corazón no me respondía, lloraba desconsolado sin respirar. Advertí que cascadas de lágrimas desembocaban con arritmia en los bronquios y pulmones. Entonces recapacité y traté de consolar al corazón, pero fue inútil. Sabía que la razón de…

Ver la entrada original 101 palabras más

Anuncios

3 Respuestas a “Cuento corto: EL ANTIBIÓTICO DESORIENTADO

  1. Un excelente cuento el de Edwin 🙂

    Pues los antibióticos también estuvieron desorientados conmigo en estos días, pero al parecer encontraron finalmente la forma de curarme 😛
    Saludos Isabel!!
    Gaby

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s